Comentario evangelio 20.02.2021

Comentario evangelio 20.02.2021

Evangelio San Lucas 5, 27-32

¡¡¡Empieza el fin de semana!!!

Saber desconectar y descansar a tope, es muy necesario.

Jesús hoy llama a uno de sus apóstoles. Y es un apóstol que no es perfecto. Más bien está dentro del ámbito de aplicación de la Ley de la impureza. Era cobrador de impuestos y los recaudaba para el Imperio romano.

Su círculo social eran los publicanos, y sus amigos eran pecadores, como tú y cómo yo.😔✨

Pero…hoy Jesús, porque le da la gana…le llama. Lo quiere a su lado. Levi, es el apóstol San Mateo…🙏💫

Éste se siente tan agradecido por esta llamada que invita a Jesús a su casa. Y se sientan a la mesa muchos publicamos y pecadores.

Los fariseos le recriminan a Jesús sentarse con ellos y Él les responde su verdadera misión:

No he venido a curar a los justos sino a los pecadores.

Ha venido a curarnos todos nosotros que estamos divididos interiormente, con heridas a veces muy profundas. Qué nos sentimos solos y despreciados…qué muchas veces nos odiamos a nosotros mismos y nos maltratamos con pensamientos que nos destruyen y con ello hacemos mucho daño a Dios que nos ha creado. 🙏✨

Y le hacemos daño pues al infravalorarnos y perder la belleza que Dios nos ha otorgado, estamos despreciando su obra, que somos nosotros.

¿Somos conscientes que pertenecemos a Dios?; ¿qué somos criaturas suyas, y que para Él somos una gran obra de arte?

Hoy se sienta en nuestra mesa. Y nos dice que ha venido a curar todas esas impotencias nuestras.

Nos quiere justo en nuestra debilidad. 🙏 En ese desorden interior que nos lleva al pecado. El pecado precisamente está basado en una creencia falsa: No somos amados por Dios ni por nadie.

Y mendigamos y mendigamos…y buscamos que nos quieran a cualquier precio…y nos hacemos dependientes de la opinión del otro y nos arrastramos para que no nos excluyan…y aquí llegamos a Levi.

Él estaba excluido de los que tenían más fuerza y poder como los fariseos y escribas y sacerdotes… pero hoy Jesús restaura estas heridas de su corazón y se convertirá en uno de los Cuatro Evangelistas. 🙏🙏.

Dejémonos amar por Jesús. Es el que verdaderamente puede curarnos, sanarnos y salvarnos.

Una catequesis muy bonita, nos habla de los Tres Altares de nuestra vida; El Altar de la Eucaristía, ✨🕯️ donde Jesús se entrega por cada uno de nosotros, por nuestra salvación y le recibimos, cómo alimento Vivo que nos llena de la Gracia y del Amor que necesitamos para entender el sentido de nuestra existencia: el Tálamo Nupcial, ❤️🕯️ que es el altar donde se entregan en plenitud los esposos y el Altar de la Mesa. 🙏✨💫

En este último, nos unimos con nuestras familias, amigos, compañeros de trabajo, comunidad, para compartir no solo el alimento que mantiene nuestro cuerpo, sino el don de uno mismo, al convertirse este encuentro en un gran medio de salir al otro, preguntarle por su día, a los niños, explicarles cosas agradables, traer a la mesa, conversaciones interesantes para enriquecernos. Preparar la Mesa, cómo un verdadero Altar, bien puesta, desde la sencillez y la elegancia del día a día. La belleza, aunque uno esté solo, es siempre presencia de Dios. 🙏✨🤗 Hoy Jesús, nos enseña a compartir la mesa, y dignificar a todos los que en ella se sientan, sin juzgar a nadie y acogiendo con amor y paciencia a cada uno de los comensales, empezando por nuestra propia familia. Él siempre se sienta en nuestras mesas, por eso nunca comemos o cenamos solos. Es cuestión de abrir los ojos del corazón y sentir su presencia. 🤗✨🙏

¡¡Un abrazo fuerte a todos!!!

Custodia Cordis ❤️