Comentario evangelio 30.11.2020

Comentario evangelio 30.11.2020

Evangelio San Mateo 4, 18-22

¡Queridos Amigos!

El Evangelio de hoy, contempla la llamada de San Andrés. Es el primer Apóstol de Jesús. Ya era discípulo de Juan el Bautista y cuando escuchó que éste hablaba de Jesús como ” Cordero de Dios”, se quedó prendado por el Mesías. Junto a su hermano Simón, Ven a Jesús y sienten su corazón arrebatado.

El Evangelio de Mateo en esta llamada es muy descriptivo y concreto. Resalta dos ideas:

La primera es que estamos ante una llamada que Jesús hace de dos en dos. Dos hermanos, Simón y Andrés, Santiago y Juan. La segunda idea es la prontitud e inmediatez con la que responden los Apóstoles. Jesús paseaba por la orilla del mar de Galilea. Estaba solo y necesitaba crear la primera comunidad cristiana. Él es Trinitario. Su forma esencial es la Comunión. No predicará solo. Busca a los primeros Amigos íntimos a quiénes enseñar lo que después transmitirán al mundo entero.

La llamada de Jesús, no fue algo que quedó solo en los Apóstoles. Hoy nos sigue llamando con la misma intensidad. Y nos llama de varias maneras. Hay una llamada vocacional profunda que arrebata el corazón y encamina el sentido de la vida para los que la sienten y hay muchas llamadas diarias en las que Jesús nos invita a salir de nosotros mismos y seguirle en nuestras realidades .

Cuando no podemos más, nos llama dulcemente y nos invita a seguir caminando. Quizás nos hemos de replantear el hacer las cosas diferentes para no obtener los mismos resultados que nos dañan y esa llamada de Jesús nos abre puertas nuevas en conductas, pensamientos o actitudes….

Nos llama cuando estamos cansados y no nos apetece levantarnos de la cama o acabar bien un trabajo o sencillamente ir a la compra. Nos llama a poner belleza en nuestro día a día, a ser ordenados, a ser perseverantes en nuestros propósitos, desde ese régimen que hemos decidido empezar, hasta esa constancia en nuestros ratos de oración.

Nos llama a no responder con ira, a curar la rabia y saber procesarla bien, a abrazar ese abandono que podamos sentir y saber bendecir a Dios cuando la vida nos ofrece esos momentos de máxima precariedad.

Nos llama en nuestro Sacramento matrimonial o en la situación de soltería o en esa separación traumática que estás ordenando y estructurando o en esa educación a solas cuando el otro progenitor no se hace responsable y sufres por esa ausencia que si no hay un milagro, seguirá acompañándote, o por las dudas de si has de casarte o no con esta persona o cuando en tu trabajo has de ser prudente y no manifestar opiniones que generarán seguro conflicto y no es el lugar o el momento…..

Nos llama en cada pasito que damos porque quiere que cómo Andrés le podamos contestar de forma inmediata.

Esta es la Palabra que hoy me toca profundamente. No dilatar las cosas que hemos de hacer y ser prontos en la entrega que nuestra realidad nos plantea.

Y no nos llama solos. Nos llama junto a otros. Caminar de la mano de los que Dios te pone en el camino y saber que cuando uno baja su ánimo, el otro sube y siempre entre todos, mantenemos la ¡llama viva!

Y hoy también podemos reflexionar sobre nuestras vocaciones más profundas. Las que ya tenemos o las que Jesús está creando en nosotros.

Abrir nuestro corazón a su llamada que hoy implica misión, es una bonita forma de esperar el inicio del Adviento.

Un abrazo fuerte a todos!!

Custodia Cordis❤️