Comentario evangelio 30.04.2021

Comentario evangelio 30.04.2021

Evangelio San Juan 14, 1-6

¡¡Queridos Amigos!!

Creéis en Dios: creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar. Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros.

Empieza el Evangelio diciendo, ¿Por qué se inquieta vuestro corazón?

¿Qué nos pasa?; ¿Por qué hoy no paramos y realmente escuchamos estás palabras cómo dichas directamente a cada uno de nosotros?

¿Qué nos preocupa, que nos pasa?; Cuáles son nuestros miedos, tristezas, inquietudes?; ¿Dónde nos ahogan las injusticias?; ¿Y esa sensación de fracaso o frustración, donde te oprime?

No hay morada para nosotros, podemos pensar. ¿Qué con esta situación histórica que no podemos esconder y hemos de amar sin límites? Hay que ser disciplinados para ver la realidad, disciplinados para discernirla y disciplinados para actuar aquello que al final, decidimos hacer. Éstas tres bases, las escuché a una gran empresaria.

Y ahora, cerremos los ojos. Y metámosnos en la escena de hoy. Seguimos en el Cenáculo con Jesús y en el Jueves Santo.

Van a ser tres semanas de contemplación de estas conversaciones maravillosas que tuvieron lugar en esa Santa Noche. Él intenta animarlos porque sabe que le queda muy poquito para estar con ellos. Y les dice que donde Él va habrá muchas MANSIONES.

¡¡¡Qué Palabra más hermosa!!! Nada nos va a faltar. Hemos de aprender a remitir a su justicia todo aquello que ahora nos preocupa, sean humillaciones, desprecios, situación injusta en el trabajo, angustia por mantener los negocios… ¡Dejemos todo bajo su Justicia y su Providencia!

Él es el Camino, la Verdad y la Vida. No estamos desamparados. Si las circunstancias nos ofrecen un camino de desesperación, retornamos al verdadero Camino que es Él. Sin dudarlo. Si las personas que nos rodean, por la tensión ambiental que esta situación extrema de pandemia, está generando, nos ofrecen deslealtad y mentira como medio de solucionar conflictos, volvamos a Él que es la Verdad.

Es la única vía de salir adelante en esta realidad INÉDITA pues esas verdades a medias y relativistas que se imponen en el mundo, ya no podrán sustentarse. Si con alguien te has sentido herida o herido porque ha mentido sobre ti, remíteselo a Dios.

Poner la otra mejilla, leía hace poco en un documental muy bueno sobre el perdón, implica, enseñar al que te hiere que tú forma de respuesta no será la que él espera, sino la Verdad que solo puede dar paz desde la justicia y la Misericordia, no desde el odio, la irá o la venganza.

Él es la Vida. Tenemos vida y su Vida es la que llena de fuerza nuestros pulmones y nuestros corazones. Su Vida es la Fuente de nuestra fuerza y de nuestra esperanza. Su Vida es la energía de nuestra actividad, de nuestro pensamiento, de nuestros sentimientos y de nuestra esencia.

¿No sabes dónde ir, por donde caminar, no tienes fuerza ni ilusión?

Él es ese Camino que buscas, la única Verdad que te hará libre y la Vida que te llenará de fuerza y energía para gozar incluso en medio del sufrimiento.

¡¡Un abrazo fuerte a todos!!

Custodia Cordis❤️