Comentario evangelio 25.07.2022

Comentario evangelio 25.07.2022

Evangelio San Mateo 20, 20-28

¡Queridos Amigos!

Hoy celebramos la festividad de Santiago Apóstol, Patrón de España. Estuvo en nuestras tierras. Evangelizó muy cerquita de nuestras ciudades o pueblos y fue el primer Apóstol que murió por Jesús.

En el Evangelio contemplamos una escena que tiene un matiz psico afectivo interesante. Una madre que quería que sus hijos estuvieran uno a la derecha y el otro a la Izquierda de Jesús. Pedía:  poder, prestigio, posición dentro del grupo para sus hijos.

No podemos olvidar que, en la época de Jesús, dominaba el Imperio Romano. Éste tenía una estructura jerárquica y de dominio social muy aguda.

¡Los pobres apóstoles, estaban también insertos en esta estructura de aparentar, buscar el reconocimiento, necesitar la exclusiva! ¡Estas motivaciones crean raíces también en nuestros corazones y nos hace mucho daño!

¡Queremos ser! Queremos destacar y superar a los demás en halagos, y poder sin darnos cuenta, que, si solo buscamos ganar excluyendo a los demás y sin respetar la Verdad, acabaremos perdiendo nuestra identidad y lo que es más importante, acabaremos enganchados a la imagen antes que a la libertad que nos regala el sabernos hijos muy amados.

Y, por otro lado, no podemos olvidarnos del resto de los Apóstoles que tuvieron celos y envidia de la petición y deseos de la madre de Santiago y Juan.

Así que esta mañana toda nuestra entrañable comunidad de Apóstoles está con el corazón revuelto y el alma tensionada.

¡Y viene Jesús y les dice que el Único que tiene poder para determinar quién estará a su derecha o izquierda es el Padre!  *Qué humildad la de Jesús. Ni siquiera se atribuye esta facultad.

Solo el Padre decide lo que quiere de cada uno de nosotros y dónde nos quiere. Lo único que hoy tenemos claro, es que Jesús les vuelve a recordar que no ha venido a ser servido sino a servir y que el que quiera estar en primer lugar, se ponga en el último.

La autoridad más sana que podamos adquirir de Dios, es aquella que tiene claro que estamos en servicio del otro. ¡Qué todo lo que Dios nos da en Custodia Cordis, no es para que tengamos un baño de reconocimiento! ¡Nos la da para que le ayudemos a instalar en esta tierra el Reino de Dios!

Y muchas veces, nos veremos solos, o tendremos que tomar decisiones duras y que nos dolerán, pero si nuestra actitud es de servicio, lo haremos para el mayor bien de todos, aunque las consecuencias para nosotros sean de sufrimiento. Así pasa a los padres cuando han de poner límites sanos a los hijos y saben que en esos momentos no los van a querer mucho. E incluso, les van a rechazar, *sin embargo, estar al servicio de esa Custodia tan increíble cómo es la paternidad, no solo conlleva derechos, sino obligaciones que no son fáciles de ejecutar pero que están precedidas por el amor.

¡Qué el Apóstol Santiago nos regale la fortaleza de saber estar con mucha dignidad en los últimos lugares!

¡Un abrazo fuerte a todos!

Custodia Cordis❤️