Comentario evangelio 25.02.2021

Comentario evangelio 25.02.2021

Evangelio San Mateo 7, 7-12

¡Queridos Amigos!

El Evangelio de hoy es precioso. Pedid y recibiréis…Llamad y se os abrirá ????✨

Poco puedo hoy deciros. Sí, que lo primero que hemos de hacer ante la oración de petición es penetrar en el silencio antes de hacerla, estar un rato contemplando solo el rostro de Dios. ????☀️

No se trata de un mago, de alguien que nos puede dar algo desde la perspectiva humana, se trata de nuestro Creador. Él lo ha hecho todo y lo puede todo.

Por eso, lo primero es un acto de humildad y de ponernos en su presencia con toda la dignidad que Él se merece. ✨????????️

Después saber confiar. Saber pedir es aprender a transitar por el camino de la Confianza. Pedimos algo que se nos va a dar, seguro. Pero el tiempo depende de Dios….Esa es la esencia de la oración. Saber descubrir que su Tiempo es el mejor. Nos prepara para saber recibir y disfrutar de aquello que Él nos quiere dar. ????????.

Se nos pide ser perseverantes, inoportunos, incluso en la petición. Es decir, pedir constantemente y justo cuando no vemos nada.

Es en esos momentos de absoluto abismo cuando más hemos de insistir. Dios nos permite la prueba de su aparente silencio, para tener un gran trato de intimidad con nosotros.

Y si es mucho tiempo el que Él nos pide de oración sin ver nada, no hemos de desesperarnos, al contrario, seguir adelante con nuestra mirada solo puesta en Dios y no en lo que deseamos. ????????

Cuando Dios nos quiere dar algo grande, suele pedirnos mucho tiempo de oración previa. En este tiempo nos purifica, nos educa, nos acerca a su Corazón, nos lleva de su Mano para que podamos caminar en ese abismo, y nos corrige todo tipo de dependencia hacia aquello que deseamos. ????????

Nos quiere libres y señores de lo que nos desea dar. Cualquier deseo lícito de nuestro corazón, lo ha anidado el mismo Dios en nosotros ???????? Por eso, si persevera en el alma ese querer, con paz y vemos que el seguir esperando en Dios nos acerca más a Él, ese deseo es bueno. Los signos de que lo que pedimos, es lo correcto, son precisamente la paz, la paciencia, la mansedumbre, la humildad, la confianza…la oración constante y, sobre todo, el convencimiento de que saber esperar el momento oportuno para cada cosa, con la iluminación que insistentemente se pida en la oración. Hace un bien inmenso al alma. ????????????????

El demonio nos quiere robar la oración y sus frutos. Igual que a Jesús en Getsemaní le tentó diciéndole: ¿Dónde está tu Dios?; A nosotros, nos inocula el veneno de la desconfianza y desesperación. Sin darnos cuenta, dejamos de rezar porque si no lo conseguimos, tenemos miedo incluso de perder la fe. ???????????? Aquí es donde gana la batalla la serpiente que enreda nuestro corazón con la única finalidad de apartarnos de Dios. El demonio sabe perfectamente que Dios existe y así lo hemos visto en varios Evangelios. El antídoto ante la picadura de la serpiente, es acudir corriendo a la Inmaculada para que aplaste la cabeza del mal y con paciencia, volvamos a recuperar la Paz.

Orar es Amar. Es hablar con nuestro Creador, es recuperar las fuerzas perdidas y, sobre todo, vencer la sensación de Frustración que invade a veces nuestro interior. Orar es confirmar la Existencia de un Dios Padre que nos trata como Hijitos muy amados y solo desde la Filiación Divina, entenderemos muchas cosas de nuestra realidad cotidiana.

¡Un fuerte abrazo para todos!

Custodia Cordis❤️