Comentario evangelio 22.08.2021

Comentario evangelio 22.08.2021

Evangelio San Juan 6, 60-69

¡Querida Familia!

Hoy es un día muy hermoso dedicado a la Virgen Reina de los Cielos.

El Evangelio, tiene lugar después de los discursos del Pan de vida que Jesús dio en la Sinagoga de Cafarnaúm. Sin embargo, son los discípulos Suyos, los que hoy le critican y muchos de ellos le abandonan y dejan solo.

Jesús lo sabía. Conocía y conoce el Corazón de cada hombre, de cada mujer. De cada niño. De cada uno de nosotros. Pero sigue adelante. No le coge una depresión, ni se siente fatal, ni cuestiona sus Palabras para no ser rechazado.

Su seguridad en Él mismo, es inmensa. Y supongo, que la soledad interior al ver que todo lo que explica, en Nombre de su Padre es rechazado, sería muy grande.

Sin embargo, conoce perfectamente, que nadie puede ir a Él si el Padre no lo atrae. Es el Padre el que ata y atrae todas nuestras relaciones. Así, aquellas que nos hacen daño, hemos dejar que se vayan. No vale la pena retener lo que no nos pertenece desde toda la eternidad.

Él, nos regala la verdadera belleza. La verdadera personalidad y el real atractivo. Su Palabra es Espíritu y Vida para cada uno de nosotros.

Espíritu que nos pone en movimiento cuando estamos abatidos, que nos regala una actitud proactiva y cocreadora de nuestra propia existencia. Espíritu, que nos otorga una alegría interior muy grande. Qué nos regala mucha sabiduría de la vida. Qué nos ayuda a enamorarnos de nosotros mismos y a ser fiel a lo más íntimo de nuestro corazón.

Espíritu que nos empuja a cambiar día a día. A decir Sí a nuevas actitudes, cómo cuidar la comida cómo medio para que nuestro cuerpo no enferme, bailar y movernos con un aire libre y risueño, aunque nuestro cuerpo parezca torpe, superar miedos que solo bloquean nuestros deseos. Creer que todo es posible y que tener una vocación en la vida, es el mejor de los regalos.

Jesús es nuestra Vida. Él comparte nuestros sueños y hace real, lo imposible. Él es el viento que nos acaricia en esta ola de calor, el Sol que nace cada día y nos llena de Vitamina D contra el Covid. Jesús, es la brisa del mar que reenamora nuestro corazón. Esa puesta de Sol, que nos invade de una nostalgia preciosa y sana de lo ya vivido y de las personas que han compartido momentos inolvidables de nuestro corazón.

Jesús, es la necesidad de conmovernos por el que sufre y a la vez, Quién nos da la mano para ayudar a tantos corazones Rotos.

Espíritu que nos llena de energía, y que, si no lo tenemos, solo hemos de parar unos instantes y suplicarle que vuelva a nosotros y nos llene de vida y reanime nuestros huesos cansados y seamos sinceramente nuevos cada día.

¿Dónde vamos a ir sino a Él para recibir la verdadera vitamina de nuestra existencia?

Si estamos en momentos de crisis o sequedad o soledad interior, es un buen momento, para volver a Él, y dejar que su Espíritu, nos transforme de la muerte del ser a la vida plena que pase lo que pase tiene un gran sentido.

Pidamos hoy a nuestra Madre del Cielo, para que sepamos comportarnos con la dignidad de su Realeza. Ella es Reina y Madre. Por eso, nosotros tenemos el corazón lleno de su autoridad y su Nobleza y elegancia.

¡Un fuerte abrazo para todos!

Custodia Cordis❤️