Comentario evangelio 22.04.2021

Comentario evangelio 22.04.2021

Evangelio San Juan 6, 44-51

¡Queridos Amigos!

Continuamos con el discurso del Pan de Vida. Son textos de una mística profunda, que es la que San Juan nos regala. Hoy el Evangelio nos habla de cómo recibimos una educación de Dios. Él nos instruye y lo sigue haciendo en el día de hoy.

¡Que suerte tenemos de poder leerle cada día!; ¡Qué suerte tenemos de ansiar alimentarnos con su Palabra y con su Cuerpo. ¡Qué suerte tenemos de la garantía de la Resurrección!

A los cristianos no se nos deben plantear dudas sobre lo que hay detrás de la muerte. Él nos habla de esa Resurrección, de la vida eterna. También nos habla del Don de la Fe, ya que es Dios quien nos atrae hacia Jesús.

¡Qué suerte haber sido los elegidos en esta atracción! Seguramente no somos conscientes de ello. Lo damos por hecho. Y sin embargo, millones de personas, no le conocen. A nosotros nos ha costado más o menos llegar a Él, y muchos otros igual ni tienen la oportunidad de conocerle de forma tan sencilla.

Los que tenéis historias de conversión profundas, podéis dar fe de cómo Dios os ha ido atrayendo hacia Jesús. ¡Qué atracción más hermosa que implica un verdadero encuentro de Amor entre Dios y cada persona!

¡¡Ser atraídos a Él!! Él tiene siempre la iniciativa y no se cansa de regresar, de esperar y no se olvida de su amor por cada uno.

El alma mantiene con Dios una relación romántica. Sin embargo, es Dios que sabe esperar. Y no nos recuerda lo malo que hacemos continuamente. Sabe vivir realmente el perdón. Porque cuando le pedimos perdón, lo hace, y, borra lo que hemos hecho y ha sido perdonado. No nos pasará cuentas constantes por esas actitudes que nos habían alejado de Él, de nosotros mismos y de los demás.

Sabe esperar pacientemente y lleno de esperanza, las distancias afectivas que tenemos y nuestros silencios o desprecios diarios que se manifiestan en los poquísimos detalles que durante el día, tenemos con Él.

Así las cosas, aunque no le tengamos presente, Él no deja de protegernos en miles de pequeños momentos donde su Providencia está muy presente. Nos llena de Ángeles Custodios tantas y tantas veces, y precisamente, ellos han evitado muchos accidentes, o situaciones peligrosas en nosotros, y los que amamos. Pero…nuestras mentes limitadas, no saben reconocer su presencia en esos momentos claves. Y sí, al principio, incluso podemos exclamar: ¡Ha sido Dios!, puede que esa fe sea muy débil y nos olvidamos o pensamos en la casualidad o en la suerte sencillamente.

Sin embargo, ahí sigue estando nuestro Padre. Ahí sigue esperando con una paciencia infinita a que demos grandes saltos de Fe y vivamos la vida de una manera mucho más eficaz ya que el Centro sería Él.

Lo más hermoso, es que nos sigue instruyendo por medio de la Palabra que es Jesús. Y cada día nos despierta con la novedad de su Creación. Si somos capaces de sentir esa bellísima atracción de Él hacía nosotros, y nos dejamos llevar por esta atracción de vida, nuestro horizonte será constantemente, un motivo fuerte de misión y salida hacia el que nos necesita.

Y saldríamos llenos de vigor, con los ojos chispeantes, y con el rostro brillante y lleno de ternura, autoridad, amor y justicia. Porque nuestra esencia estará tan llena de un verdadero amor, donde Él no para de darnos y darnos Amor, que solo podremos trasmitir, aquello que rebosamos por dentro.

El es el Pan de Vida. Luego con Él solo podemos adquirir vida más vida, más vida. Dejémonos instruir por su Palabra. Vivamos está gran experiencia de una verdadera relación entre nuestro ser y la Trinidad junto a María, y nuestra personalidad se irá transfigurado en lo que Dios soñó cuando nos diseño en su corazón.

¿Somos conscientes de que somos criaturas, y nuestro Creador nos pensó tal y cómo somos desde antes de que existiera nos?

Nos ha dejado libres y podemos amarle o negarle. Y aún así no deja de amarnos y nos regala lo que nadie puede regalar, y es la vida después de la muerte.

Señor nos has seducido y nos hemos dejado seducir.

Él es nuestra verdadera alimentación para transitar hasta la vida eterna.

Son textos difíciles de entender, pero si nos dejamos llevar descubriremos que estamos hablando de una verdadera historia de Amor entre Él y cada uno de nosotros.

¡Un abrazo fuerte para todos!

Custodia Cordis❤️