Comentario evangelio 22.12.2020

Comentario evangelio 22.12.2020

Evangelio San Lucas 1, 46-56

¡Queridos Amigos!

Evangelio de hoy 22 de diciembre ¡Magnificat!

Realmente estamos ya en las puertas del portal de Belén. Faltan solo tres días. 🌟☀️🌄⭐✨🤗. La Navidad siempre se hace nueva. Cada Año han cambiado cosas en nuestro corazón❤️💙🤍 y en nuestro exterior. A veces, son cosas muy bonitas las que han aparecido y otras veces, será la tristeza por los que ya no están con nosotros, la preocupación por un mañana que ahora mismo todos vislumbramos cómo un abismo. Llegamos este Año, cansados, con el peso de la circunstancia inédita de la historia actual, con la aparición de la Pandemia y todas sus consecuencias a nivel de salud, de trabajo, social, familiar. Justo se nos está probando en los más hondo del corazón ❤️💫.

No podemos abrazar, tocar, estar cerca y junto a los que queremos. 😥😥😥Vamos con la responsabilidad de no contagiar a nadie y es una responsabilidad muy necesaria. A la vez, me he preguntado mucho estos días, si no estamos asumiendo que el otro o cada uno de nosotros podemos ser un arma letal y precisamente para los que más amamos.

Quizás, estamos dejando de ser don para el otro, a vivir en una constante tensión de no provocar la enfermedad que puede matar. 😣😣😣🌸🌺😑. Es inevitable que esta tensión, nos esté afectando a todos. La propia Organización Mundial de la Salud, alerta sobre la tristeza que ha aumentado mucho y las depresiones en muchas personas. Nuestra salud psicológica, también está en riesgo.

Sin embargo, llegamos a la Navidad con la pobreza y humildad que esencialmente regalan estos días💙💫☀️🙏😊🤗. Ese Niño Jesús, nos mirará con una ternura inmensa y es muy importante que aprendamos a dejarnos mirar por Dios. Nos da miedo dejarnos mirar por el otro. Nos ponemos a la retaguardia. Es difícil aguantar la mirada y no sentirse intimidados. Y así, llegamos hoy a contemplar las Palabras hermosísimas de la Virgen María🙏💙💫. Son las Únicas Palabras, junto a las que pronunció en la Anunciación, que han quedado recogidas en los textos escriturísticos. Y, sin embargo, son Palabras llenísimas de una Sabiduría que sólo el Espíritu Santo, puede otorgar.

Ella bendice a Dios, le alaba y agradece las Maravillas que ha hecho en la pequeñez de su Esclava. 💫💫💙🙏🌷. En los momentos más difíciles de nuestras vidas y de nuestra historia, el Magníficat, es la oración más Dulce y llena de Espíritu Santo, que podemos proclamar.

Ella, reconoce todas las cualidades y poder que tiene Dios sobre el mundo. Es Él quien derriba a los soberbios y poderosos y enaltece a los humildes 💙💙💙💫🙏🙏🌷🎄⭐🌄. Una vez un sacerdote en una confesión muy impactante para mí, me dijo que, en los momentos de mayor Cruz, hemos de recordar lo que Dios ya ha realizado en nuestras Vidas. Desde ese traer la Grandeza de Dios al dolor de muestra Cruz concreta, es cuando se abren nuevas puertas, jamás imaginadas que, sin la Cruz, nunca hubiéramos podido descubrir. En esos momentos, me recordó el Magníficat y cómo María, reconocía todo lo que Dios había hecho con Ella. 😊🤗✨✨✨❤️💙💫🙏⭐☀️🌟.

María nos enseña a Alabar y Agradecer a Nuestro Padre. Nos enseña a transitar por el dolor con la Memoria del Pueblo de Israel. Ellos sabían perfectamente que Dios ya se había manifestado de forma potente en la historia. 😥😥😣😣Si solo nos centramos en una visión limitada de nosotros mismos, no podremos ver su Grandeza en muchísimos momentos ya vívidos y corremos el peligro de quedarnos rumiantes de los pensamientos más destructivos, llenos de ira, rabia y de odio, donde es muy peligroso, regocijarse porque al final, esos pensamientos, inoculados por nuestro gran enemigo del alma solo tiene el propósito de destruirnos de verdad 🙏🙏😔😔🌸😑❤️

El Evangelio de hoy es muy curativo. Os dejo con el texto de la Lectio Divina de Santa Clara. Otras veces acudimos a otras fuentes escriturísticas. Allí va:

El Magníficat, canto de los pobres, es una de las más bellas oraciones del Nuevo Testamento, con múltiples reminiscencias veterotestamentarias (cf. 1 Sm 2,1- 18; Sal 110,9; 102,17; 88,11; 106,9; Is 41,8-9). 💙💙💙🙏⭐Es significativo que el texto se ponga en labios de María, la criatura más digna de alabar a Dios, culmen de la esperanza del pueblo elegido. El cántico celebra en síntesis toda la historia de la salvación que, desde los orígenes de Abrahán hasta el cumplimiento en María, imagen de la Iglesia de todos los tiempos, siempre es guiada por Dios con su amor misericordioso, manifestado especialmente con los pobres y pequeños.

El cántico se divide en tres partes: 🙏🌟

1.-María glorifica a Dios por las maravillas que ha hecho en su vida humilde, convirtiéndola en colaboradora de la salvación cumplida en Cristo su Hijo (w. 46-49); 🙏☀️⭐

2.-Exalta, además, la misericordia de Dios por sus criterios extraordinarios e impensables con que desbarata situaciones humanas, manifestada con seis verbos («Desplegó, dispersó, derribó, ensalzó, colmó, auxilió…»), que reflejan el actuar poderoso y paternal de Dios con los últimos y menesterosos (w. 50-53); 🙏🌟☀️💙

3.- finalmente recuerda el cumplimiento amoroso y fiel de las promesas de Dios hechas a los Padres y mantenidas en la historia de Israel (w. 54-55). Dios siempre hace grandes cosas en la historia de los hombres, pero sólo se sirve de los que se hacen pequeños y procuran servirle con fidelidad en el ocultamiento y en el silencio de adoración en su corazón.

Por último, deciros que este Tiempo de Adviento nos está enseñando que el Tiempo definitivo es de Dios y hemos de aprender a madurar en la espera. Llegarán los frutos cuando Dios ha dispuesto, no cuando el ansía de nuestro yo, desea la realización inmediata de lo que se espera🙏⭐❤️. Aprendemos a respetar el tiempo del otro y su proceso de maduración personal sin exigirle desde nuestra corta versión de los hechos🤗💫🌟, y aprendemos a madurar en la Confianza de que también en cada uno de nosotros, se Realizará lo esperado. 🙏⭐❤️ Así lo estamos comprendiendo de los entrañables protagonistas del Belén. En la Primera Lectura, Ana de forma muy humilde, regresa a agradecer a Dios el deseo que tanto esperaba y era un hijo (Samuel) y da un paso más🤗💙☀️🕯️. Ahora que Dios se lo ha concedido, ella se lo entrega y consagra.

¿Somos capaces de llegar a estos niveles de Fe? 🙏🤗☀️⭐💙❤️💫

Un abrazo fuerte para todos.

Custodia Cordis ❤️