Comentario evangelio 18.03.2021

Comentario evangelio 18.03.2021

Evangelio San Juan 5, 31-47

¡Queridos Amigos!

El Evangelio de hoy es difícil. Sí. Es difícil de entender. San Juan era un hombre místico. Supo penetrar en la máxima intimidad de Jesús.

Pero que sea difícil no nos tiene que preocupar. A nuestros ojos sencillos hemos de llevarlos a visualizar a un Jesús que ya sabe que ha llegado su Hora.

El enfrentamiento con los judíos es enorme. Él solo ante hombres que querían matarle a toda costa.

Y, sin embargo, no se apoquinó. No cedió a su Misión por buscar caerles bien. Al contrario, les dice claramente que Él no depende de la opinión de cualquier hombre. Qué lo que dice es para la salvación de todos.

¡Qué libre es Jesús! No depende de la opinión de los demás. De lo que piensen de Él. Qué buen ejemplo para cada uno de nosotros.

El testimonio que Él realmente quiere, es el que da el Padre sobre Él. Ese es el único que le vale.

Y vale porque lo que desea hasta el final, es acercarnos a ese Padre que tanto quiere. También nos dice que las Escrituras dan testimonio de Él. Creer en su Palabra, es creer realmente que nuestra vida tiene una trascendencia muy superior a nuestras propias limitaciones.

Los fariseos leen la Escritura y no saben ver en ella, la vida eterna. Es decir, cada Palabra del día, está Viva. Hoy vive la Palabra en medio de este grupo. Será más o menos fácil de entender, pero está Viva. No son un conglomerado de frases, son Voz de Dios…Saber escucharla, es un arte que cada día estamos descubriendo juntos.

Jesús les dice y nos dice: Yo vengo en nombre del Padre y no me recibís. Sin embargo, entre vosotros buscáis la gloria de unos y otros y sí le dais valor a lo que os dice un hombre….

¡¡¡!No me recibís!!!!!

Nos pide que le abramos el corazón y le dejemos entrar. Qué le hagamos un hueco dentro de nuestro ser. Qué no sea algo exterior sino una verdadera aceptación interior de su persona.

Él viene en nombre de Dios. Nos está enseñando a conocer, tratar, entender y amar al que nos ha creado.

No podemos hacer ídolo de nadie. No podemos dejarnos bloquear por ningún ser humano. Si nos hablan o no nos hablan o nos hacen caso o no, ¿eso nos modifica el ánimo, el amor a nosotros mismos, nuestra misión?

Hoy nos quiere libres Nuestro único Dios es Dios…arranquemos de nuestro corazón toda vinculación dependiente que nos esclaviza. Toda actitud que nos deja sometidos al poder del otro.

Hoy se enfrenta también Jesús a todos esos comportamientos fariseos que llevamos dentro y nos pide con severidad que le acojamos a Él y sigamos su estructura de verdadera libertad interior.

¡¡Un abrazo fuerte a todos!!

Custodia Cordis❤️