Comentario evangelio 16.12.2020

Comentario evangelio 16.12.2020

 

¡Queridos Amigos!

Seguimos contemplando la Figura de Juan Bautista. Es uno de los grandes protagonistas de este Tiempo de Adviento. Juan Bautista está encarcelado, en plena oscuridad física por el lugar mugriento donde le tenían y es absolutamente humano que le penetren dudas en su corazón🤔😔😣. Él había predicado y allanado el Camino a Jesús y ahora, en pleno sufrimiento, no puede verle. Entra en ese abismo que Dios no quitó a su propio Hijo. Ese abismo donde por segundos se sufre inmensamente ya que desaparece lo único que nos sustentaba y es la presencia de la Luz verdadera 😣😔🥀🥺☹️. Juan necesita saber si ya está entre ellos el Mesías y si es él que él Mesías o tenían que seguir esperando.

En esta duda, se refleja nuestra propia batalla interior. ¡!Esperar y esperar!!😣🥺🤍. Incluso en esa espera, nos viene al encuentro la adversa: La desesperación. La decepción. La tristeza y lo peor, un desánimo existencial que nos deja sin fuerza física, sin ilusión y sin deseo de salir adelante😥.

Ayer hablaba por la noche del problema psicológico de esta Pandemia. Y precisamente lo cifran los expertos en la incapacidad de concretar que haremos en un futuro cercano o más remoto. Nos estamos dando cuenta de la Belleza del Futuro 💙🕯️🌲💐🙏. El demonio nos suele atormentar precisamente en el futuro. En lo que nos puede pasar y a los nuestros y todo lo solemos ver horrible. Hay muchos escritos sobre el altísimo porcentaje de que no ocurran nuestras peores perspectivas sobre el futuro 🌲🌲🌲💐🌱🍂.

Y justo en este tiempo, estamos descubriendo que el futuro nos regala siempre 🤗🌷 *la grandeza de la esperanza*. Advierte la OMS del aumento de la tristeza y la depresión cómo consecuencia de este drama mundial que vivimos. El no poder organizar una comida de Navidad cómo lo hemos hecho otros años, no es cualquier cosa. Afecta a nuestro subconsciente y si no lo trabajamos, vamos deslizando nos por la desilusión, sin darnos cuenta. Necesitamos a la familia, a los amigos, abrazarnos y no tener constantemente el miedo a lo que realmente ahora nos puede pasar.

Por eso, hoy nos podemos identificar con Juan Bautista, en esas mazmorras horribles donde Herodes le tenía. Y desde esa oscuridad y frialdad del alma, podemos pedir a unos y otros, que nos digan si Jesús está aquí. ¿Eres tú Jesús el que estamos esperando o todavía hemos de esperar más? 🍂🌱🥺😣☹️😔💔. ¿Dónde está tu Dios, dicen los Salmos? Y Jesús lo primero que hace ante la pregunta de los dos discípulos de Juan, es ponerse a curar. Cura a los ciegos, a los sordos, los leprosos, los que tienen malos espíritus, resucita a los muertos y anuncia la buena noticia a los pobres. Los testigos de Juan, ven con sus propios ojos, la Gran Noticia de que ya está entre ellos el que tanto esperaban 🙏💐❤️🌄🌅😊💙🤍🤗🌷🍁.

También nosotros somos testigos de que Jesús sigue entre nosotros y no es mentira, cuando vemos en otros estos milagros maravillosos que Jesús nos sigue regalando cada día. 🤗🤍💙🌅. Por eso es más importante que nunca, que los que estén más fuertes, salgan al encuentro de los que se sienten más débiles🙏😑☺️🕯️. Es muy importante, que sigamos dando esperanza a este mundo triste y preocupado, por medio de nuestras experiencias diarias de Dios. No podemos transitar estos momentos históricos, aislados en nuestros mundos, auto referenciados y sin ninguna visión trascendente de la realidad 🌿☀️🥀🕯️😑.

En los momentos más difíciles, es cuando más ha de aumentar nuestra consciencia y responsabilidad de ser Sal y Luz del mundo. No podemos seguir viviendo aletargados y más aislados que nunca. Dios contaba con nosotros en este instante concreto y sigue haciendo milagros en unos y otros, para que los compartamos más que nunca y seamos testigos de que No hemos de esperar más porque Está con nosotros, de una forma muy especial, cómo lo estamos nosotros con los más débiles cuando se nos abren las puertas del corazón 🕯️🥀🤗😊🍂🌲🌸🌺.

¡Un abrazo fuerte para todos!

Custodia Cordis❤️