Comentario evangelio 11.03.2021

Comentario evangelio 11.03.2021

Evangelio San Lucas 11, 14-23

¡¡Queridos Amigos!!

El Evangelio del día, nos plantea de lleno la gran división interna y externa que provoca Satanás en el ser humano y en la sociedad.

¡Una ciudad dividida contra sí misma! Es una frase del Evangelio. Signo del mal. Pero esa ciudad también está en nuestro interior cuando luchamos contra nosotros mismos con un odio y una ira descontrolada que nos lleva a la descomposición.

Conoceremos es el primer paso hacia la creación en nosotros de un nuevo hombre, una nueva mujer que se va forjando a la Luz de la Palabra. ????????????️????

Antes de juzgar situaciones o personas, es muy importante que paremos y escuchemos.

“Escuchemos la Palabra de Dios para cada uno. Es el acusador, el gran mentiroso, el que nos inyecta el veneno de pensamientos falsos, nos infunde dudas y sospechas…”

Esta frase es de un texto que hoy os envío sobre este Evangelio que me ha parecido muy apropiado.

Empieza el Evangelio con la curación de un mudo que puede hablar.

Era un demonio lo que Jesús expulsa de ese hombre que le mantenía mudo. Me ha hecho pensar mucho sobre la cantidad de veces que nuestro enemigo se mete en medio de nuestras relaciones y nos impide tener una comunicación sana.

¡Cuántas veces nos quedamos mudos ante el otro, incapaces de ser nosotros mismos y manifestar lo que realmente sentimos!

¡Cuántas veces el enemigo del alma, el diablo, nuestro acusador que nos miente constantemente y nos incapacita y quita seguridad, nos impide profundizar realmente en nuestras relaciones afectivas, incluidas las relaciones con nuestros hijos, hermanos, amigos, miembros de la Comunidad cristiana en la que nos movemos o de otros círculos sociales y laborales!

¡Qué mal se pasa cuando uno no se siente escuchado y valorado! ¡Cómo mendigamos afectividad a cualquier precio al no creer en nosotros y sabernos defender! ????????????????????

En fin…el demonio tiene una misión fundamental y es odiarnos y conseguir que nos odiemos a nosotros mismos y que entremos en división con el otro y al final…odiemos a Dios. Satanás no soporta el Amor y lo odia radicalmente y no es un cuento. Es un espíritu del mal que está muy presente en la sociedad.

Podemos pensar diferente y tenemos derecho a ello, pero odiarnos unos a otros por ideas que no coinciden es matarnos en vida…

Constantemente los medios de comunicación nos inundan de mentiras que solo pretenden dividirnos más y más. No solo políticamente hablando, sino en el desplazamiento de las verdaderas virtudes cristianas por valores relativos que acaban dividiendo nuestro criterio y discernimiento frente a lo que antropológicamente es verdad.

Hoy, Jesús nos invita a ordenar nuestro ser y buscar la unión y armonía dentro de nuestro corazón.

¡!Un abrazo a todos!!

Custodia Cordis