Comentario evangelio 01.11.2022

Comentario evangelio 01.11.2022

Evangelio San Mateo 5, 1-12

¡Queridos Amigos!

Hoy celebramos una fiesta preciosa. La fiesta de Todos los Santos. Mañana celebraremos la Fiesta de los difuntos y de todos los que ya nos han precedido.

Dos días de una Inmensa Comunión de los Santos. El Cielo y la Tierra unidos y recordando todas aquellas personas que durante su vida, han vivido cómo verdaderos Hijos de Dios. No sólo se trata de recordar a grandes Santos conocidos por todos, como Teresa de Jesús o San Ignacio de Loyola, sino de tener muy presente a tantos santos anónimos que incluso hemos conocido y ya están en el cielo directamente con Dios.

Mañana pediremos por todos nuestros difuntos y especialmente por los que aún estén en el purgatorio para que puedan gozar definitivamente del Rostro del Padre.

Hoy os invito a meditar las virtudes y cualidades ordinarias y extraordinarias de tantos hombres y mujeres que nos han precedido y que nos sirven de referente en la Fe.

Todos estamos llamados a la Santidad. Es difícil ser Santo, pero apasionante tenerlo cómo horizonte, no por soberbia sino por querer realmente vivir en plenitud la filiación divina y hacer real estás bienaventuranzas del Evangelio.

La belleza de las mismas es un enorme tesoro para nuestros corazones. Os invito hoy a escrutarlas. A saborearlas y a pensar en esos santos anónimos que todos hemos tenido cerca. A pedirles que nos ayuden a vivir esta vida con dignidad y saber morir, cómo ellos murieron.

Padres, abuelos, amigos, familiares. Hoy es día para recordar los valores y principios heredados en cada familia. Las vivencias de aquellos que estuvieron con nosotros y nos llevaron directamente a Dios. En lo sencillo, en lo ordinario, seguro que recordamos hechos muy bellos llenos de la Luz del Evangelio.

Es día de hablar de los Santos con nuestros niños. De saber transmitir la fe que los que ya no están, pero siguen siendo familia en el Cielo, nos han transmitido. También de hablar de Santos conocidos y anécdotas que nos lleven a Dios por la imitación y la esperanza.

Tenemos dos días para estar muy unidos con el Cielo y con todos los que hemos amado tanto y ya están allí. Y pedirles que nos ayuden y fortifiquen en la Fe.

En esta época escuchamos muchas catástrofes. Hoy es día de escuchar mucha esperanza, fe y caridad. Día de recibir al Señor en la Santa Eucaristía y vivirla en plenitud y entrega. Día de abrir los ojos y los oídos del Corazón y escuchar en el Silencio de Dios, la voz de los nuestros y que presumimos ya están en el cielo para que nos sigan de una manera u otra, hablando de esa Trinidad, esa Reina bellísima, Esos Arcángeles y ángeles y Profetas y mártires que están dando actualmente la vida por no renunciar a la Fe, se unan en una armonía eterna de alabanza a nuestro Dios.

¡Un abrazo fuerte para todos!

Custodia Cordis❤️