Comentario evangelio 29.12.2020

Comentario evangelio 29.12.2020

 

 

¡Queridos Amigos!

La historia del viejo Simeón enseña que la esperanza, aunque se demore, un día se realiza🤗🤗🌟🌷☀️✨. No se frustra, ni se deshace🌷✨.

En el Evangelio de hoy, regresamos al estilo bellísimo de la descripción de San Lucas. Sabemos que era médico y pintaba muy bien y por ello, leer sus Textos es una delicia ya que invitan a formar parte de los Hechos y Acontecimientos que está narrando. 🙏🤗🤗🤗🌟⭐🌷

La escena de hoy, tiene lugar en el Templo y corresponde a uno de Los Misterios de Gozo que rezamos en el Rosario. La Presentación del Niño Jesús en el Templo 🤗🤗🤗🌟❤️✨. Podemos distinguir dos partes. LA PRIMERA hace referencia a José y María que cómo un matrimonio más, sencillos, humildes y pobres, cumplen con la Ley judía y van a presentar a su Hijito al Templo. Esta escena nos lleva a su vez, a la hermosa costumbre de los protagonistas del Antiguo Testamento, de consagrar a Dios aquello que tanto habían deseado. Él es siempre fiel y aunque muchas veces, no veamos cumplir lo que anhela nuestro Corazón, al final, Dios se manifestará seguro. En este Tiempo de espera, se educa nuestro corazón engrandeciendo de nuestra personalidad. 🌷🤗🌟❤️✨. Toda espera da sus frutos y de ello hablaremos hoy.

Por otra parte, este saber esperar, nos ha de llevar al total desprendimiento de lo que esperamos porque no es nuestro el deseo, es de Dios y si así lo entendemos, viviremos no solo la espera, sino la Realización de lo Prometido, también para cada uno de nosotros, con verdadera libertad interior y por ello, dejaremos de generar relaciones dependientes e insanas, para gozar de la grandeza de transitar por la creación de vínculos interdependientes, donde el Respeto y el Amor al otro, brotarán de su Fuente, y esa fuente es el Amor de los Amores  🤗🤗🤗🌟❤️✨🌷.

Antes de entrar en la segunda parte o escena fundamental de este Evangelio, quiero recalcar un término que a veces, podemos no entender de las Palabras de Simeón. Me refiero a cuando reconoce que ese Bebé que tiene entre sus brazos, será signo de contradicción 🤔🌸🎄💐. En este Tiempo hermoso de Navidad, transitamos del Antiguo al Nuevo Testamento. Precisamente, José y María, son obedientes a la Ley judía, pero muchas de las normas, en las que acabó radicalizándose la Ley, por un cumplimiento estricto sin tener en cuenta el Espíritu de la misma, serán puestas en evidencia por este Pequeñito que ahora se presenta, cómo muchos otros niños al Templo 🙏💙⭐. Se discutirá por los judíos e incluso, en las nuevas comunidades cristianas, formadas en parte, por judíos conversos, sobre la conveniencia o no de mantener signos antiguos. Es María, el claro ejemplo de Equilibrio entre la tradición del Antiguo Testamento y la absoluta novedad, del precisamente llamado Nuevo Testamento. 🙏🤗🌟❤️💙. Esta personalidad equilibrada y armoniosa de nuestra Madre, solo podía venir de esa comunión constante con el Espíritu Santo y la oración ininterrumpida. La Ciencia del Espíritu Santo, para poder interpretar la Verdad de la Palabra, es un deseo que hemos de pedir con mucha fe, porque la Palabra, es la Piedra Angular de nuestra personalidad 🤗🌟❤️🌷🙏🎄.

Y llegamos a Simeón. Os voy a transcribir una parte de la Lectio Divina de los Carmelitas sobre este entrañable protagonista de hoy:

“La historia del viejo Simeón enseña que la esperanza, aunque se demore, un día se realiza🤗🤗🌟🌷☀️✨. No se frustra, ni se deshace🌷✨. Pero la forma de realizarse no siempre corresponde a la manera que nos imaginamos🕯️❤️. Simeón esperaba al Mesías glorioso de Israel. Llegando al templo, en medio de tantas parejas que llevan a sus niños, él ve a una pareja pobre de Nazaret. Y en esta pareja pobre con su niño ve la realización de su esperanza y de la esperanza del pueblo: “Mis ojos han visto la salvación ante todos los pueblos para iluminar a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel.” 🌷☀️🌟🤗🎄💫⭐😊

 En el texto del Evangelio de este día, aparecen los temas preferidos por Lucas, a saber, una gran insistencia en la acción del Espíritu Santo, en la oración y en el ambiente orante, una atención continua a la acción y participación de las mujeres, y una preocupación constante con los pobres y con el mensaje para los pobres. “🎄💫⭐

Creo que, sobre Simeón, hemos de guardar en nuestro corazón, este saber esperar. Era un hombre lleno de Espíritu Santo, y a pesar de su edad, no tenía miedo a un futuro diferente. Un futuro, donde el Reino de Dios, es posible. Por último, existe una gran unión entre este momento de presentación del Hijo en el Templo a Dios por su Madre y el acto de entrega Suprema que María volvería a realizar, al entregar a su Corderito al Padre, pero esta vez, para cumplir la Pasión y la Muerte en Cruz⭐🌷❤️🕯️. Esa Palabras de Simeón sobre la espada que iba a atravesar a María, seguro, que estarían en su Corazón en ese momento de volver a decir Si a su Señor 🎄💫⭐🌷Dios nos va educando poco a poco para la misión definitiva que tiene en cada uno de nosotros.

¡Un abrazo fuerte para todos!

Custodia Cordis❤️